Por supuesto, las marcas de productos no son algo que se encuentre en la naturaleza. La naturaleza no está fabricada por nadie en particular, sino que es el resultado de una gran multitud de seres vivos de toda la creación que a través de un proceso recíproco y natural de interacción mejoran la vida en sí. La foto es una imagen de las islas Raja Ampat, en Indonesia. Aquí, se entremezclan dos océanos, el Índico y el Pacífico, y sus aguas tienen la mayor biodiversidad marina del mundo. La vista submarina es impresionante. Y si intentamos incluir todo el panorama, en el que el mar, la tierra y el cielo se unen formando un todo, la vista se despliega como si fuera una escena de tiempos primitivos, anterior a la aparición de los seres humanos. En este lugar se puede sentir la energía primigenia de la naturaleza, creada a través de la lucha por la vida entre los elementos que la integran. MUJI ha venido siguiendo el mundo natural como modelo de inspiración. Con la intención de limitar el despilfarro y el exceso y centrarse en los beneficios de la naturaleza de los materiales originales, MUJI, que empezó con 40 productos, actualmente crea 7.000. MUJI continúa evolucionando a través del encuentro de pequeñas ideas que surgen a través de nuestra constante observación de la vida cotidiana desde todos los ángulos posibles.